“Antes de leer sobre la terapia celular, yo pensé que necesitaba prótesis de ambas rodillas y eso me daba mucho pánico. Indagando en la terapia celular, me topé con Markson Chiropractic y fui a un seminario. Los datos que presentaron me convencieron de que podría ser una buena opción para mí.

Desde que empecé con la terapia celular en el Markson, me siento cada día mejor y ahora puedo hacer cosas que antes no podía. Estoy entusiasmada por ver cómo sigo mejorando.”

- Sylvia M.

Dr. MarksonComment